El rector Omar Mejía y el barretismo pagan favores políticos triplicando los costos de los diseños de unas aulas en la UT.

Por: Equipo de Redacción Ojo Público

Parte 3.

Continúan los presuntos casos de corrupción en la Universidad del Tolima. Esta redacción investigó el caso de sobrecostos en los diseños de unas aulas. Se trata de un contrato que tuvo un presupuesto inicial por $444.196.060 destinado al diseño de un bloque de aulas durante el 2018 (ver figura 1).

Figura 1.

El representante de los profesores al Consejo Superior de ese momento, informó al rector Omar Mejía de los sobrecostos de esta consultoría. Como constancia, presentó tres cotizaciones de contratistas independientes (incluyendo una del propio Departamento de Arquitectura de la UT), demostrando así que el costo de los diseños apenas promediaba los 150 millones de pesos. De hecho, la administración barretista pudo haber incurrido en un sobrecosto cercano a los 300 millones de pesos, si se observa una cotización de una reconocida empresa ibaguereña, que solo cotizó 129 millones de pesos. El rector Mejía no hizo nada al respecto, y los diseños se contrataron por un valor muy superior a los ofertados en el mercado (ver figuras 2 y 3).

De estos hechos fue informada la Asamblea Departamental del Tolima en una sesión de control sobre la Universidad del Tolima en meses recientes, y hasta la fecha la Contraloría Departamental del Tolima no se ha pronunciado, a pesar de que los diputados Renzo García y Carlos Reyes le solicitaron una investigación exhaustiva en la misma sesión. Al respecto, podría haber un detrimento patrimonial cercano a los 300 millones de pesos, lo que representa otro escandaloso caso de corrupción de la administración de Omar Mejía en su alianza con el barretismo.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *